Consejos para el cuidado del oído




CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL OÍDO
  • El canal del oído se limpia sólo. No introduzca ningún tipo de objeto como bastoncillos de algodón porque pueden dañar la piel delicada que cubre el canal del oído e incrementar el riesgo de tener infecciones, picor y problemas de cera en los oídos.
  • Para secar o limpiar la parte externa del oído, utilice un pañuelo de papel seco o toallitas de bebé sin alcohol.
  • Si sufre de ‘sobreproducción’ de cera, introduzca una o dos gotas de aceite de oliva de forma regular. Ésto puede ayudar a que la cera se disuelva.
  • Si la entrada del oído esta seca y/o irritada, también puede aplicar una o dos gotas de aceite de oliva, como le haya indicado el facultativo. Mantenga los oídos secos evitando que el agua se introduzca en ellos, porque el champú o el jabón pueden irritar la piel.
  • Si ha sufrido una infección externa de oído, mantenga los oídos secos y evite la entrada de agua.
  • Para mantener los oídos secos, introduzca un poco de algodón impregnados de vaselina. Éso evitará la entrada de agua en los oídos.
  • Si los síntomas de sus oídos no mejoran, pida una cita con su médico de cabecera.

CÓMO INSERTAR GOTAS DE ACEITE DE OLIVA EN EL ORIFICIO DE LA OREJA

Adquiera un cuentagotas nuevo en la farmacia. Si usted va ha utilizar un cuentagotas que previamente tenía otro tipo de gotas de oído, tire el líquido y lave el bote y el cuentagotas con agua tibia y jabón. Puede usar ese mismo frasco y rellenarlo de aceite de oliva (o aceite de almendra o aceite de coco, que también pueden ser utilizados si no padece de alergias a frutos secos.)

  1. Introduzca el frasco del gotero cerrado que contenga el aceite en una taza de agua templada durante 2 minutos. Después, seque el frasco y ponga una gota de aceite en la mano para asegurase de que no está demasiado caliente. Si cree que el aceite está demasiado caliente, espere a que se enfríe un poco antes de poner las gotas en el oído. La temperatura correcta para el aceite es de 37 ºC. Alternativamente, para que el aceite adquiera la temperatura corporal de 37 ºC, puede poner el frasquito de aceite en un bolsillo del pantalón, si ha llevado esa prenda de vestir durante al menos 20 o 30 minutos.
  2. Sujetando el frasquito en la mano, túmbese sobre la cama con el oído afectado mirando al techo.
  3. Con una mano, sujete la oreja y tire de ella hacia arriba, estirando el canal del oído.
  4. Coloque el gotero con aceite de oliva sobre la entrada del oído y apriete el gotero hasta que caiga una gota (o las gotas necesarias según le haya indicado el médico). Mantenga esa posición durante 5 minutos. Mientras, masajée con un dedo la parte externa del oído, localizada enfrente del oído justo debajo del nivel del hueso de la mejilla. Limpie la zona externa del oído si cuando se incorpore un poco de aceite sale del oído. No introduzca algodón en la entrada del oído porque éste absorberá las gotas.
  5. Si las gotas necesitan ser insertadas en ambos oídos, repita los pasos 2,3 y 4 en el otro oído.

CONSEJOS PARA EL PACIENTE ANTES DE LA IRRIGACIÓN DEL OÍDO

  • Introduzca una o dos gotas de aceite de oliva en el o los oídos que requieren la extracción de la cera, dos veces al día (mañana y tarde) durante una semana antes de la cita.
  • Continúe usando las gotas 2 veces al día hasta que toda la cera haya sido extraída.
  • La inserción de aceite de oliva (o aceite de coco o almendra, si no sufre de alergia a los frutos secos), facilitará el proceso de extracción de la cera y reduce la incomodidad que puede sentirse durante el proceso.

CONSEJOS PARA EL PACIENTE DESPUÉS DE LA IRRIGACIÓN DEL OÍDO

  • El canal del oído puede ser vulnerable a una infección de oído después de una irrigación. Ésta puede ser causada por la extracción de la cera, que tiene inherentes propiedades protectoras para el canal del oído.
  • Hasta que los oídos produzcan más cera para proteger el canal del oído, mantenga los oídos secos y protéjalos de la entrada de agua por un mínimo de 4 ó 5 días después de la irrigación.
  • Para mantener los oídos secos cuando se lave el pelo o cuando está nadando, introduzca tapones para los oídos o bolitas de algodón impregnados con vaselina en la parte externa del canal del oído para que actúen como protectores.
  • En el caso de que empiece a sufrir dolor, mareo, pérdida de audición o le salga fluído de los oídos después de la irrigación, consulte inmediatamente con su médico de cabecera.

0 comentarios: